¿Qué dice la neurociencia del aprendizaje de varios idiomas en edades tempranas?

Lucía mi pediatra nos explica en la entrevista las tres principales ventanas del cerebro de un niño que tiene para el aprender los idiomas.

La ventana de 0 a 4 años es cuándo aprende los idiomas sin que su cerebro tenga que realizar grandes esfuerzos. Se trata de un aprendizaje por contagio, todo de una manera intuitiva y natural, cómo el de su lengua materna.

De 4 a 11 años, ya se cierra esa primera ventana y se pasa a una segunda donde hay que trabajar un poquito más. aunque el aprendizaje sigue siendo relativamente sencillo.

La clave en esta etapa está en involucrar a las emociones a través del juego y la música. Cualquier aprendizaje que logre activar la emoción supondrá siempre mejores resultados,

A partir de los 12 años, el aprendizaje de un idioma requiere de estudio, requiere de esfuerzo, requiere de horas y de codos, pero cualquier persona puede aprender un idiomas, aprenderlo y dominarlo muy bien.

La neurociencia nos dice que los niños que son bilingües o políglotas, que hablan varios idiomas, tienen más habilidades intelectuales. Son niños más flexibles, son más creativos, son más rápidos y son capaces de elegir mejor.

Desde muy pequeñitos su cerebro está acostumbrado a tomar decisiones continuamente de forma inconsciente. Hablar distintas lenguas desde esas edades tempranas es muy positivo.

LUCÍA GALÁN BERTRAND

Colaboradora CHI Escuela de Padres


Más conocida como Lucía mi pediatra, es médico especialista en pediatría, escritora, conferenciante y colaboradora del CHI, Colegio Hispano Inglés, en un proyecto de largo plazo de escuela de padres para ayudar a las familias y los docentes en la, a veces difícil, tarea de educar a nuestros hijos.


Conócenos mejor


Juntos familia y colegio trabajamos en el reto de que cada alumno encuentre su pasión y desarrolle su potencial.


Conoce nuestra metodología de aprendizaje en edades tempranas y todo acerca de nuestro proyecto educativo.


Conócenos mejor